Blog

QuitoEn360 | 25/06/2021 | 0 Comments

El Guardián de Humayacu

Humayacu es una vertiente de agua que sale de una cueva de donde se dice que existe un dueño de este lugar.

Las personas que iban a traer agua para la comida o iban a lavar su ropa, debían madrugar a las 3.00 am, para lo cual entraban saludando a la quebrada y decían: Buenos días “Don Lucas”.

Pero todo estaba oscuro y aparentemente no había nadie, sin embargo, se veían piedras que eran lanzadas por ahí.

Los primeros que llegaban cuentan que había animales saliendo de la cueva, tales como gallos, gallinas, patos, cuyes y cuando caían las piedras gritaban: “Yo soy” y luego dejaban de caer las piedras. Hubo varias víctimas de este fenómeno, que vieron caer las piedras.

A partir de las 6.00 pm no había nadie cerca de la quebrada por miedo a dicho guardián. Incluso la gente se enfermaba y tenían sueños donde el guardián pedía una mujer preñada. La quebrada y la cueva están intactas hasta el día de hoy.

El agua de Humayacu se sigue sacando hasta hoy hacia un barrio, dejando solo a Don Lucas, el guardián, y quien sabe si se quedará en su cueva, o saldrá junto con su agua de Humayacu. (Huma= cabeza, yacu= agua).

Fuente: quito-turismo


Post Relacionados

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?