Blog

QuitoEn360 | 15/06/2021 | 0 Comments

El Panecillo y el Agua de Murciélago

Las historias de Quito cuentan que en el Panecillo hubo una extraña curación de una mujer indígena. Se cuenta que una aborigen sufría de graves dolores de estómago, que le estaban costando la vida.

A su lado estaba su pequeño hijo, el cual tuvo visiones en las que su madre le decía que sólo podría sanar, si bebía agua de la oreja de un murciélago sagrado.

Cuando el pequeño entró a una cueva, ubicada en lo que hoy es la calle Bahía, para conseguir el líquido, fue atacado por un ejército de ratones.
A pesar de recibir cientos de mordeduras en sus piernas, el niño no abandonaba su misión, todo por el amor a su madre. A los roedores, se sumó el ataque de los murciélagos, el que provocó que el niño cayera herido de muerte.

Dos guerreros indios encontraron al pequeño y lo llevaron donde su abuela, la cual le anunció que el dominio español estaba por acabar y que iniciaría un reino indígena de justicia y paz.

Cuando el niño despertó, se sorprendió al ver que su madre había sanado. La mujer le entregó varias mazorcas de maíz y morocho, para que le pagara al médico que la había curado.

El niño le contó su visión y los dos desaparecieron para siempre.

Fuente: La Hora


Post Relacionados

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?